Iluminación led

Cómo la Iluminación regulable puede mejorar tu salud. Luz Circadiana.

Iluminacion inteligente. Ciclos circadianos.

A diario nos encontramos con clientes que no pueden identificar qué tono de luz tienen en su casa, es más, cuando les preguntamos si la nueva bombilla la quieren en tono cálido, neutro o fría nos miran con cara de ¿qué me estás contando?

Además, muchos afirman sentir que tienen poca luz en casa y, para remediarlo, deciden cambiar la iluminación decantándose por un tono frío (6000K) en toda la casa y con una cantidad de watios desproporcionada.

En el término medio está la virtud, y aquí viene lo interesante, la mejora de tu salud y la de tu familia. Continúa leyendo y verás por qué.

¿Sabías que la luz es el sincronizador más importante de nuestro reloj biológico?

Si te pregunto para que sirve la luz me dirás que para ver lo que nos rodea, pero la cosa no se queda aquí. La luz es recibida por nuestro ojo que, a través de las células fotorreceptoras de nuestra retina, envía estímulos a nuestro celebro que a su vez produce o inhibe la secreción de determinadas hormonas que afectan a nuestro bienestar. Es decir, que nuestro cerebro obtiene cierta información a través del tipo de luz que detectan nuestros ojos y actúa en consecuencia.

Comenzaremos explicando que es un ciclo circadiano.  Son los cambios mentales, físicos y de conducta que el ser humano experimenta cada 24h, (circa=aproximado, dies=día).  Por ejemplo, nuestro cuerpo está activo de día y duerme de noche, o nuestra temperatura corporal que se incrementa por el día y disminuye por la noche.

Según la Escuela de Medicina de Harvard cada vez pasamos más tiempo en espacios cerrados, casi el 90% de nuestro día se centra en lugares donde predomina el uso de luz artificial en detrimento de la luz natural. La luz que recibimos influye directamente en nuestro estado de salud por lo que es de vital importancia adecuar esa luz artificial, a la que estamos expuestos durante largos periodos de tiempo, para que se asimile, en la manera de lo posible, al ciclo de luz natural.

Esa luz artificial que trata de imitar al ciclo diario de luz natural es lo que llamamos Luz Circadiana.

En la actualidad las mejoras tecnologías han permitido que existan numerosos dispositivos de iluminación que pueden regularse tanto en intensidad como en tonalidad.

Regulación de intensidad – Nos permite variar la intensidad luminosa (Cantidad de luz) de una bombilla o dispositivo lumínico desde 0% hasta 100%.

Regulación en tonalidad – Nos permite variar la temperatura de color de nuestra bombilla o dispositivo lumínico desde 2700ºK Luz cálida o amarilla hasta 6000ºK luz fría o blanca, o lo que

Ahora, gracias a esos dispositivos, podemos adecuar fácilmente la luz artificial de cualquier estancia de la casa o negocio al momento del día en el que nos encontremos, ayudándonos así a evitar cualquier alteración de nuestro ritmo biológico natural.

Está demostrado que la exposición de nuestro cuerpo a una luz artificial incorrecta puede producir trastornos de sueño, irritabilidad, depresión, trastornos alimentarios, de la misma manera que es capaz de generar migrañas o fatiga e incluso debilitar nuestras defensas frente a enfermedades.

Te vamos a poner un ejemplo muy común de cómo puedes estar alterando tu ritmo biológico con una incorrecta iluminación:

Imagínate que instalas en tu dormitorio bombillas frías no regulables, ese tipo de luz es lo opuesto al tipo de luz natural que se suele tener en los momentos de acostarse o despertarse, en esos momentos del día la luz adecuada sería la luz cálida, la luz fría nos activa y eso, a ciertas horas, puede provocar que notes alguna alteración. En pocas palabras, a tu cuerpo no le cuadra la información que recibe.

Tus ojos están detectando una luz que tanto en tonalidad como en intensidad no es similar a la luz solar en esas horas del día, esto podría provocarte insomnio a la hora de acostarte y/o trastornos a la hora de levantarnos ya que a través de la luz le estás mandando un mensaje erróneo a tu celebro lo que provoca que genere las hormonas incorrectas. Lo ideal sería una luz de 3500ºK aproximadamente e intensidad al 50% para levantarnos y una luz de 2900ºK aproximadamente e intensidad 30% para acostarnos.

La buena noticia es que por fin disponemos de plafones y bombillas inteligentes que nos ayudan a conseguir este tipo de iluminación en nuestra casa o negocio, resultando en un mayor bienestar para ti y los tuyos.

Aquí te dejamos el enlace a una gran variedad de plafones que te permitirán controlar los parámetros necesarios para conseguir la luz e intensidad adecuada para cada hora del día. Y hacerlo de forma sencilla, a través de un mando o a través de una aplicación de móvil.

Ver productos de Iluminación inteligente

Cómo has visto, la luz artificial es más importante de lo que seguramente pensabas, tanto, que tu salud puede verse afectada. En la actualidad solucionar esto es fácil y económico. Conseguir la luz adecuada para cada hora del día puede suponer un gran cambio en tu bienestar.

0 comments on “Cómo la Iluminación regulable puede mejorar tu salud. Luz Circadiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *